Una perspectiva anarcosindicalista del resquebrajamiento del derecho del trabajo

Resumen

1.- Las consecuencias de las reformas que se vienen aplicando en los mercados de trabajo, se fundamentan en una pérdida acelerada del peso de los salarios en la economía a favor de los ingresos empresariales y del sector financiero. Las reformas están provocando facilitar los despidos con el consecuente incremento del desempleo. Una consecuencia derivada de todo ello es ya el incremento de la pobreza y procesos de exclusión social emergente entre amplias capas de la población. Asímismo, las reformas buscan incrementar el poder empresarial en detrimento del poder individual y colectivo de los trabajadores y trabajadoras.

2.- Desde una perspectiva jurídica, las recientes reformas laborales están resquebrajando el derecho del trabajo en su función de protección de la parte débil en la relación laboral. La patronal y el capital financiero están imponiendo sus normas con un ataque directo a los derechos conquistados. Se está promoviendo la utilización del derecho del trabajo como fórmula de explotación ordenada de los recursos humanos. Esto supone una transformación en el modelo de relaciones laborales al pasar el derecho del trabajo de ser una herramienta protectora a convertirse en un instrumento de aplicación sistemática de los objetivos empresariales de incremento de la explotación, la extracción de esfuerzo y la gestión unilateral del empleo por parte de la patronal.

3.- Ante esto, la CNT propone un cambio de política laboral y socioeconómica dirigida a que las clases trabajadoras retomen el protagonismo y ésta no se utilice para generar más desempleo y pobreza tal como está sucediendo actualmente. Se propone repartir el empleo y la riqueza, por medio de la reducción de la jornada laboral a 30 horas semanales sin reducción salarial, eliminando pluriempleo, horas extra y subcontratas. Respecto al reparto de la riqueza se proponen los incrementos salariales lineales que cubran también la pérdida de poder adquisitivo por la inflación creciente, así como aumento de la cobertura de la prestación por desempleo, tanto en período de cobertura como en la cuantía de la prestación. A su vez se propone cobertura universal de los trabajadores y trabajadoras en situación de desempleo que agoten su prestación o no tengan derecho a ella, mediante un ingreso que le permita satisfacer sus necesidades básicas. Se rechaza el sistema de impuestos indirectos que convierten a la clase trabajadora en el contribuyente fundamental beneficiando a los más poderosos económicamente y se propone la aplicación de medidas destinadas a la consecución de un reparto de la riqueza que penalice las desproporcionadas rentas y beneficios del Capital.

4.- Ante las grietas que están abriendo en el derecho del trabajo los recientes gobiernos liberales y conservadores (PSOE y PP) para beneficiar a la patronal y al capital financiero, la acción sindical en la empresa y la sociedad es la única vía para contrarrestar esta pérdida de derechos. La aplicación de las recientes reformas laborales se puede y debe contrarrestar por >medio de la negociación colectiva de empresa y localidad a la que la CNT tiene acceso con la presión sindical asociada con huelga y boicot. Las situaciones de conflictividad elevada y de naturaleza colectiva no son reguladas por la ley sino por el poder y la fuerza sindical.

5.- Las recientes reformas laborales obligan a las Secciones Sindicales en las empresas a tener un control más exhaustivo del funcionamiento económico, productivo y laboral de las mismas para poder combatir las políticas empresariales de empeoramiento de condiciones y despidos masivos. Para la CNT esto es una reafirmación de los pasos previos necesarios para la consecución de un control total de las empresas y de la economía, promoviendo la recuperación y cooperativización autogestionada de empresas así como un cambio en el sistema económico y social. Solamente con una economía y una sociedad controladas por las clases trabajadoras se podrá reducir el impacto de la crisis, el desempleo y la pobreza. Dejar la economía en manos de los y las empresarias y las y los políticos sólo puede significar estar cada vez más a expensas de los intereses de los ricos y las poderosos.

 
[Pincha aquí para leer el documento pdf completo]